viernes, 6 de enero de 2012

Las Siete Profecías Mayas: II - El Elcipse del 11 de agosto de 1999

La segunda de las siete supuestas profecías mayas, según el site Profecías Mayas dice que a nivel humano los cambios comenzaron el 11 de agosto de 1999 cuando ocurrió un eclipse solar.  La particularidad de este eclipse fue la disposición de los planetas en torno de la Tierra.  En palabras del site:
[...] fue un eclipse sin precedentes en la historia, por la alineación en cruz cósmica con centro en la tierra de casi todos los planetas del sistema solar, se posicionaron en los cuatro signos del zodiaco, que son los signos de los cuatro evangelistas, los cuatro custodios del trono que protagonizan el Apocalipsis según San Juan.
Para ilustrar esta afirmación muestran las siguientes figuras.




A pesar de que las figuras son de bastante poca calidad, en la superior vemos la distribución en cruz: arriba de la Tierra están Urano y Neptuno, por debajo, el Sol, Mercurio y Venus. A la derecha está Marte y a la izquierda se encuentran Júpiter y Saturno.  En la figura de abajo se incluye también el signo zodiacal en el que se encuentran los planetas: Urano y Neptuno en Acuario, en Tauro, Júpiter y Saturno, el Sol, Mercurio y Venus en Leo y Marte en Escorpio (Utilizando software libre yo recalculé la Carta Astral de ese mismo día y verifiqué que Venus está en Virgo y no en Leo). 

Para mostrar de otra forma esta afirmación calculé la posición de todos los planetas (incluyendo a Plutón ya que la astrología lo tomaba en cuenta todavía en 1999) el Sol y la Luna desde una visión geocéntrica (que es la que toma en cuenta la Astrología) para aquel día 11 de agosto de 1999 a las 11:00 UTC, momento próximo al máximo del eclipse solar usando, el programa Horizons, desarrollado por el JPL de la NASA. En la figura de abajo coloco los planetas en órbita alrededor de la Tierra en el orden que le daba la teoría geocéntrica, base de la Astrología.  Los planetas se encuentran además, a igual separación de sus vecinos, también de acuerdo con la teoría astrológica que no considera las distancias.  No coloqué las constelaciones porque, como debe saber el lector, existe un desfasaje con el Signo  por culpa de la precesión de los equinoccios.   


El círculo azul en el centro es la Tierra, los demás círculos rojos son los planetas, la Luna y el Sol.  Las circunferencias celestes marcan las órbitas. El alineamiento en forma de cruz (rectas verdes) se ve más aproximado que en el esquema usado de referencia. Plutón está completamente fuera del mismo, probablemente por eso no fue incluido.  

Sigue diciendo el site:
Además la sombra que proyecta la luna sobre la tierra atravesó Europa pasando por Kosovo, luego por Medio Oriente, por Irán e Irak y posteriormente se dirigió a Pakistán e India, con su sombra parecía predecir un área de guerras y conflictos.
Ilustran el texto mapas con el recorrido de la totalidad del eclipse tomados de un site de la NASA. Reproduzco aquí abajo, los mapas de ese site.  El eclipse comenzó en el Océano Atlántico Norte y fue pasando por Europa Central, ingresando  por el sur del Reino Unido para seguir por el norte de Francia, Alemania, Austria, Hungría, Rumania y Bulgaria (no veo que pase por Kosovo).



Ya en Medio Oriente pasó por Turquía, el norte de Irak e Irán.


Por último atravesó el sur de Pakistán y la región central de la India, terminando en el Oceáno Índico.


Este eclipse no tuvo ninguna particularidad astronómica. Su duración, en el momento de totalidad, fue inferior a los 2 minutos (los de mayor duración llegan a más de 7 minutos).  El recorrido que supuestamente privilegia lugares de conflictividad, en realidad se muestra más bien al contrario: pasó por doce países, siendo los conflictivos apenas tres: Irak, Irán y Pakistán. Por Irak pasó muy al norte, por Pakistán muy al sur.  Como mensaje, parece muy sutil (por no decir, bastante débil). 

Los mayas conocían los eclipses, claro, pero no existe ninguna prueba de que fuesen capaces de predecirlos. Entonces, de donde se puede suponer que fueran capaces de hacer profecías por medio de eclipses?  Esta es una profecía más que sin ninguna base científica, histórica o arqueológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario