miércoles, 25 de julio de 2012

Los riesgos de una supertormenta solar (II)

Para poder avanzar en esta cuestión debemos primero hablar de los diferentes tipos de emisiones que produce el Sol. Podemos resumirlas en tres:
  1. Luz, que en su forma más general llamamos ondas electromagnéticas  englobando desde radiofrecuencias, infra rojo, luz propiamente dicha, ultra violeta y rayos X.  Las radio frecuencias, el infra rojo y la luz son capaces en mayor o menor medida de atravesar la atmósfera terrestre y llegar hasta la superficie, pero como son radiación no ionizante, no representan ningún peligro.  Ya los rayos X y los ultra violetas, peligrosos para la salud, son casi completamente absorbidos en la atmósfera.  Sus efectos entonces sólo son sentidos en las capas más altas  o en el espacio exterior. Dada su velocidad, son los primeros testimonios que recibimos de cualquier evento solar.
  2. Partículas cargadas. Puede tratarse de electrones, protones y neutrones, o también de iones. También son llamadas de rayos cósmicos solares o en inglés, Solar Energetic Particles (SEP). Estas partículas tienen una altísima velocidad, próxima a la de la luz.  Los rayos cósmicos no son capaces de llegar hasta la superficie terrestre aunque son detectados de manera indirecta por los efectos que provocan.  Como tienen velocidad próxima a la de la luz, llegan unos minutos después que las ondas.
  3. Eyecciones de masa coronal.  Conformado por una gran cantidad de materia (billones de kg) de la atmósfera solar, transportan también  campo magnético. Su velocidad de desplazamiento es mucho menor, entre 1.000 y 3.000 km/s. La masa solar es muy tenue e incapaz de atravesar la atmósfera terrestre, sin embargo su campo magnético  interactúa con el terrestre provocando efectos visibles, como las llamadas aurora polares.  Demoran en arribar a la Tierra entre 1 y 3 días aproximadamente.
Durante las llamadas tormentas solares, una o  hasta las tres formas de emisión pueden estar presentes.    La discusión sobre sus efectos es el meollo de estos artículos. En principio podemos resumirlos de la siguiente manera: 1) y 2) sólo afectan a los satélites dañando equipos electrónicos, haciéndoles perder su orientación, generando disturbios que inhiben la conexión con la base en Tierra, poniendo en riesgo la salud de los astronautas. 
video

Las eyecciones de masa tienen un efecto indirecto: la interacción del campo magnético terrestre con el de la eyección puede provocar el ingreso a la baja atmófesra terrestre de una gran cantidad de partículas. En el video de arriba se puede ver una animación preparada por la NASA de una eyección, desde que parte del Sol hasta que llega a la Tierra. Cerca de la Tierra, los campos magnéticos entran en contacto, las líneas sufren una reconfiguración y partículas cargadas que se encuentran en el espacio son aceleradas y entran por los polos, donde el campo magnético es de mayor intensidad.   Son estas partículas las responsables de crear las auroras polares.  También pueden inducir corrientes en las líneas de alta tensión sobrecargándolas. En la visión de John Kapenmann, un ingeniero eléctrico norteamericano y consultor en el tema de líneas de transmisión, este es el mayor peligro que enfrentamos en el caso de que una supertormenta solar llegue a ocurrir.  

Y sobre este tema nos vamos a referir en el próximo post.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario